Te contamos 3 efectos de contaminación en la visión

 

Últimamente hemos visto como se ha incrementado el nivel de contaminación en algunas de las ciudades del país, especialmente las más industrializadas como Bogotá y Medellín, las cuales superan el límite máximo de partículas contaminantes por metro cuadrado.

Esta mala calidad del aire puede afectar nuestra salud, y aunque las enfermedades respiratorias son las más habituales, es importante recordar que la polución también puede afectar nuestros ojos.

La alta concentración de polución producida por el humo de los carros y buses, los compuestos químicos de fábricas e industrias, la contaminación producida por calefacciones, así como el polvo y polen; contribuyen al incremento de padecimientos oculares como: irritación en los ojos, enrojecimiento, lagrimeo, sensación de quemazón y escozor.

Estos son los 3 principales efectos de contaminación que pueden afectar tu visión:

Síndrome de ojo seco.

Los climas secos y las condiciones de baja humedad aumentan los riesgos de padecer ojo seco; así mismo, los altos niveles de contaminación también incrementan la posibilidad de presentar este síndrome, al no producir la cantidad necesaria de lágrimas para mantener lubricados nuestros ojos, lo que causa irritación y picazón.

Ojos rojos.

Debido a que la contaminación atmosférica afecta principalmente la membrana que cubre los párpados, esta presenta una reacción inflamatoria acompañada de ojos rojos, ardor y sensación de un cuerpo extraño, al verse afectada por agentes contaminantes.

Conjuntivitis.

Este es otro de los problemas oculares causados por la contaminación del aire, la cual provoca inflamación del tejido que cubre la parte blanca del ojo (conjuntiva) y del interior de los párpados, causando lagrimeo y enrojecimiento del globo ocular.

¿Cómo puedes proteger tus ojos?

Para prevenir estas afecciones oculares provocadas por altos niveles de contaminación, te dejamos esta serie de recomendaciones, las cuales te ayudarán de manera sencilla a proteger tus ojos:

  • Utilizar gafas de sol con filtro UV mientras se está al aire libre.
  • Emplear gotas lubricantes oftalmológicas prescritas por un especialista.
  • Beber muchos líquidos y mantenerse hidratado
  • Evitar exponer tus ojos al humo de cigarros o ambientes muy cargados.

Si presentas algún tipo de irritación en tus ojos, recuerda agendar tu cita con nosotros. No dejes que la contaminación afecte tu salud visual. Una higiene adecuada y el uso de lentes protectores te ayudarán a lograrlo.

¡Cuida tus ojos y sigue disfrutando la vida!

Artículo anterior La importancia de las soluciones para el cuidado de los lentes de contacto
Siguiente artículo. Gafas oftálmicas: ¿Por qué utilizarlas durante la pandemia?

Grabar otro video

Borrar video


Continuar
x

x