Recomendaciones para el uso de tu maquillaje de ojos habitual.

Ciertamente, dentro de una conversación femenina nunca puede faltar el tema de la cosmética y la belleza; y es que en su rutina diaria, el tiempo para el maquillaje es algo casi sagrado y a lo que destinan gran parte de tiempo a lo largo de su vida.

Cientos de productos aparecen diariamente en el mercado, ofertando efectos soñados y novedosos para sus consumidoras, pero no siempre se toma en cuenta los componentes o los efectos a largo plazo que estos podrían causar en la salud.

Entre las sustancias más agresivas usadas, por ejemplo en el rímel y el delineador, podemos hallar solventes como: el isododecano, formadores de película, conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; así como pigmentos y polímeros fijadores. Si ponemos algo de atención antes de comprarlos, podremos hacer un análisis comparativo entre una u otra marca para determinar cuál nos brinda un menor riesgo.

Además de sus componentes, también puedes fijarte en los hábitos alrededor de su uso. Aquí te dejamos varios puntos a tener en consideración de ahora en adelante con tu maquillaje:

  • Si deseas aplicarte una prueba de producto en tiendas, procura que los aplicadores usados sean desechables, ya que al compartir cosméticos podrías adquirir: orzuelos, infecciones, conjuntivitis o blefaritis (inflamación del párpado).
  • Muchas mujeres acostumbran a dejar cosméticos dentro de sus vehículos para tenerlos a mano. ¡Grave error!, al someterlos al calor, haces que estos pierdan sus propiedades conservantes, permitiendo la proliferación de microorganismos como mohos, hongos o levaduras.
  • Evita maquillarte mientras estás en un vehículo en movimiento y con los vidrios bajos, ya que hay altas probabilidades de que partículas en el viento sean llevadas a tus ojos ocasionando un rasguño en la córnea.
  • No uses saliva para humectar o limpiar aplicadores, ésta contiene bacterias que pueden ser perjudiciales.
  • Si notas que tu máscara se secó, deséchala. No agregues agua o diluyentes, ya que los conservantes pueden anularse.
  • Procura que tus cosméticos tengan una vida promedio de uso de 3 meses; si sobrepasan este tiempo, es mejor desecharlos.
  • Si padeces de ojo seco o usas lentes de contacto, evita el uso de productos metalizados que desprendan partículas.
  • Desmaquíllate todas las noches, hazlo una regla general.

 

Ahora que conoces un poco más sobre tu maquillaje, comparte este artículo entre tus conocidas para que juntas disfruten de una mejor salud visual.

Artículo anterior Ojos inflamados: Descubre las señales y qué hacer para desinflamarlos.

Grabar otro video

Borrar video


Continuar
x

x