¿Por qué es importante que realices tu consulta visual?

 

Generalmente se recomienda realizar la consulta visual mínimo una vez al año, aunque, si existen problemas de visión, el tiempo entre visita y visita debe ser más corto. También hay etapas, como la infancia o a partir de los 40 años, que determinan cuándo debes revisar tus ojos o los de tu familia.

El objetivo principal de una consulta visual es comprobar si ha habido una variación en la graduación, o cualquier otra alteración que afecte tu salud visual. Además, en este tiempo donde estamos expuestos al uso frecuente de pantallas digitales, hace que cada vez más personas estén presentando problemas de visión.

En estos exámenes se intentan descartar las patologías que comúnmente afectan la salud visual. Las principales alteraciones que se presentan son:

  • Variación en la graduación: Es posible que hayas normalizado no ver muy bien y gracias a un examen visual, descubras que necesitas usar gafas para corregir una miopía, hipermetropía o astigmatismo.
  • Déficit lagrimal, o síndrome del ojo seco, que provoca incomodidad y mala visión.
  • Problemas de acomodación, que tienen que ver con el enfoque y la nitidez con la que se ven los objetos.
  • Problemas de convergencia, es decir, la capacidad que tienen ambos ojos de trabajar juntos.
  • La presión intraocular, un dato especialmente significativo a partir de los 45 años para la detección de glaucomas.

Los niños, al contrario que los adultos, no suelen quejarse de problemas visuales, ya que no tienen la capacidad para poner palabras a lo que les ocurre y no pueden expresarlo. Un niño nunca dirá que le duele la cabeza porque desconoce qué es un dolor de cabeza. Esta dificultad en la comunicación se suma a que la mayoría de las patologías que afectan a los niños no presentan síntomas visibles, por lo que las revisiones se convierten en esenciales para detectar cualquier problema de visión que les afecte.

Hasta los 12 años los ojos de los pequeños se están desarrollando y es vital detectar cualquier alteración y corregirla. Lo que se analiza en las revisiones infantiles es la presencia de:

  • Ojo vago, que es como se conoce a la desviación o desalineación de uno de los ojos.
  • Miopía, que le dificulta la visión de lejos.
  • Hipermetropía, que altera su visión de cerca.
  • Astigmatismo, un defecto en la curvatura de la córnea que dificulta el enfoque.
Ahora que te hemos contado por qué es tan importante realizarte tu examen visual ¿no crees que vale la pena hacértelo para prevenir y detectar problemas de tu salud visual a tiempo? Si ya te has decidido, te invitamos a agendar tu examen visual GRATIS con nosotros, los mejores profesionales te esperan para ayudarte a cuidar tu salud visual.
Artículo anterior Dispositivos que afectan la visión de tus hijos
Siguiente artículo. La importancia de las soluciones para el cuidado de los lentes de contacto

Grabar otro video

Borrar video


Continuar
x

x