Dolores de cabeza recurrentes: podrían estar relacionados con tus ojos

 

Aparecen en cualquier momento, en diferentes zonas de nuestra cabeza y pueden durar desde minutos hasta horas; lo cierto es que los dolores de cabeza, aunque son molestos, la gran mayoría ya hemos aprendido a vivir con ellos y a tomarlos como algo que sucede de por sí, incluso tratándonos con algún analgésico conocido o recetado en droguerías.

Con toda probabilidad, de seguro es la dolencia más común y extendida dentro de la sociedad, que aparece sola o por consecuencia de estrés, depresión o ansiedad; o por factores externos y cada vez más comunes como el uso y exposición excesiva a pantallas y largas jornadas de trabajo o estudio. En la mayoría de los casos, el problema es transitorio, se soluciona o se elimina solo. Pero no siempre sucede esto, cuando los dolores de cabeza se vuelven más y más recurrentes, es momento de ponerles atención ya que pueden ser síntoma de un problema más importante, muchas veces relacionado con la vista.

Entre las principales causas que generan dolores de cabeza asociadas al tema ojos tenemos los defectos refractivos no tratados o mal tratados, que pueden ser identificados por dolores alrededor de los ojos y en la frente; más comúnmente en miopía, hipermetropía y astigmatismo, las cuales obligan a contraer la musculatura que rodea los ojos para mejorar el enfoque, y si realizamos esta acción cada vez que queremos poner atención a un detalle, el sobreesfuerzo terminará en un fuerte dolor de cabeza, el cual puede venir acompañado de visión borrosa, aureolas alrededor de luces como focos, fotofobia (intolerancia a la luz) y picazón en los ojos.

Otra razón incluye el padecer estrabismo, ya que se realiza un gran esfuerzo por mantener los ojos paralelos y ver con claridad. Como hemos tocado en otros artículos, es de vital importancia notar hábitos en nuestros niños que puedan ser síntomas de una anomalía visual, como acercarse demasiado a sus tareas o al televisor, torcer sus ojos para enfocar, o dolores de cabeza continuos.

La presbicia (imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos debido a la rigidez del cristalino), en su fase inicial, también es causante de dolores de cabeza, ya que se requiere un sobreesfuerzo para enfocar.

El glaucoma, que en el caso de ángulo cerrado, genera síntomas como: dolor de ojos y frente muy severo, mareos y vómitos.

Lo más común es que un dolor de cabeza no nos lleve a consulta, pero si sumamos que la molestia se presenta con más regularidad y además contamos con un cuadro de anomalías visuales en nuestra historia, será momento de tomar acción y acudir con un profesional de la salud. En estos casos, recomendamos agendar un examen visual en nuestras clínicas para salir de dudas y tomar acción en pro de su salud visual.

Artículo anterior Ojos inflamados: Descubre las señales y qué hacer para desinflamarlos.

Grabar otro video

Borrar video


Continuar
x

x